Disfunciones en Equipos Remotos

DISFUNCIONES EN EQUIPOS REMOTOS Y CÓMO SUPERARLAS

 

Un equipo de trabajo es mucho más que la suma de los esfuerzos individuales de cada uno.

Solo podemos conseguir resultados extraordinarios con un equipo extraordinario.

Las organizaciones las forman las personas, y es fundamental conocer de primera mano su comportamiento en la empresa y, de forma global, el comportamiento de los equipos. Esto nos permitirá detectar posibles errores o disfunciones a tiempo e impedir que estos nos afecten en la consecución de un desarrollo óptimo.

Para lograr esto, nos basamos en las 5 disfunciones desarrolladas por Patrick Lencioni. Estas disfunciones pueden tratarse por separado, por lo más óptimo es tratarlas de forma conjunta.

 

¡Vamos a conocerlas y a ver cómo superarlas!

Las 5 disfunciones que impiden trabajar en equipo.

Patrick Lencioni, escritor norteamericano especializado en el ámbito de la Gestión de Equipos en empresas, defiende que en las empresas que no logran un correcto trabajo en equipo, es debido a que ocurren determinadas disfunciones que lo impiden, en concreto cinco.

Estas disfunciones se representan en forma de pirámide y comenzando desde la base, tenemos: falta de confianza, temor al conflicto, falta de compromiso, evasión de responsabilidades y falta de atención a los resultados. Todas están interrelacionadas entre sí y vamos a verlas a continuación con más detalle.

 

Es muy importante prestar atención a las relaciones entre los miembros del equipo para evitar así disfuncionalidades.

 

Ausencia de Confianza – Invulnerabilidad

La confianza es la base para el éxito de cualquier equipo, por eso se sitúa la primera en la pirámide. Si no confiamos en nuestros compañeros o en nuestro líder, no transmitiremos nuestros errores o sentimientos y, en definitiva, no nos abriremos al resto de integrantes.

Si no existe la confianza, las personas se presentan infalibles frente a sus compañeros y se genera desconocimiento sobre las intenciones de los demás, lo que nos hace obrar con cautela e incluso en muchas ocasiones, con temor. Puede llegar a ocurrir que se oculten los errores y se busquen culpables en lugar de soluciones, y que los temas verdaderamente importantes se debatan fuera de las reuniones.

 

Es muy importante prestar atención a las relaciones entre los miembros del equipo para evitar así disfuncionalidades. Clic para tuitear

 

Lo importante en esta situación es fomentar la seguridad de los miembros y no hacer un mal uso de la vulnerabilidad de las personas. Para ello podemos usar feedback, ejercicios de identidad pública y fomentar las actividades de team-building.

 

Temor al conflicto – Armonía artificial

La falta de confianza establecida en la base de la pirámide nos llevará a intentar mantener las formas en todo momento, aunque esto suponga una armonía artificial, ya que no queremos mostrarnos vulnerables ante el resto y evitamos dar nuestras propias opiniones frente a algo para así evitar discusiones, cuando en realidad el conflicto es inherente al ser humano.

El conflicto es algo saludable cuando sirve para dar solución a situaciones que provocan malestar dentro del equipo y su propósito es conseguir la mejor solución posible.

 

La creación de un Equipo basado en la confianza puede diluir el miedo al conflicto. #equipodetrabajo #confianza #conflicto Clic para tuitear

 

Falta de Compromiso – Ambigüedad

Cuando los miembros del Equipo se callan sus opiniones, se produce una no implicación real en los procesos y en las decisiones que se van tomando, aunque digan que están de acuerdo.

Al no sentirse partícipes de la decisión tomada, no existe un compromiso real con el cumplimiento de la misma.

En equipo debe desarrollar sistemas que establezcan la forma de comprometerse de las personas. Definir en qué decisiones será necesario conseguir consenso y unanimidad y diferenciarlas de otras en las que quizá sea suficiente, por ejemplo, una mayoría.

 

Evasión de Responsabilidades – Estándares bajos

Al no haber compromiso, no se cumple todo lo necesario para alcanzar los resultados óptimos. Además, por lo general nadie se atreve a llamar la atención al resto de compañeros que no están haciendo lo oportuno para conseguir estos resultados.

Las consecuencias de esta disfunción, suelen ir relacionadas a la instauración de una cultura mediocre y un rendimiento bajo.

 

Falta de Atención a los resultados – Status y Ego

Todo el ambiente que crean las disfunciones anteriores, provocan que los resultados que queremos obtener pasen a un segundo plano, y van precedidos por variables como las necesidades personales de los miembros del Equipo, el desarrollo de su carrera o su reconocimiento, por ejemplo.

Se suele presentar cuando los miembros del equipo muestran un desconocimiento del impacto de las acciones o tareas que realizan y, por consiguiente, desconocen también los resultados y consecuencias de las mismas.

 

Como vemos estas disfunciones nunca vienen solas, sino que se van encadenando hasta dificultar la consecución de un resultado óptimo en la organización.

 

Para conseguir un resultado óptimo es fundamental adoptar un sentido autocrítico a nivel personal, que nos ayude a ser sinceros con nosotros mismos y saber si favorecemos la creación de un entorno de trabajo favorable.

La confianza tiene que ser la base de nosotros mismos.

 

Gracias por leernos. Gracias por estar ahí. Gracias por cuidarte.

Banner KEMAY Premium

Entradas recomendadas