Errores que te impiden ser constante.

ERRORES QUE TE IMPIDEN SER CONSTANTE

 

¿ Por qué no logro establecer un hábito o rutina y cumplir con ello?

Si sé que quiero llegar a este objetivo, ¿por qué no encuentro la motivación para seguir intentándolo?

 

Cuando nos preguntamos qué nos hace sentirnos menos motivados o retrasar la consecución de nuestros objetivos y metas, casualmente la respuesta suele ser la falta de constancia.

Hay ocasiones que empezamos algo con mucho interés y ganas, pero de pronto… dejamos de hacerlo.

Ya sabemos que no hay recompensa sin esfuerzo, y que los mayores logros son como la imagen de un iceberg: solo vemos la superficie, pero la constancia también está ahí, por debajo del mar, aunque no podamos verla a simple vista.

 

¿ERES CONSTANTE EN TU DÍA A DÍA? TE DECIMOS POR QUÉ A VECES NO.

Lo primero y más importante es tener muy claro que la falta de constancia no es algo que vaya en nuestra personalidad; es decir, no dejamos de hacer las cosas o de intentarlas porque “yo es que soy así”. Eso es una creencia limitante y una de las mayores excusas que podemos ponernos a nosotros mismos.

Teniendo claro esto, lo siguiente que debemos tener muy presente es que la constancia es la consecuencia de algo; es decir, la falta de constancia es la consecuencia de lo que te dices a ti mism@: “no voy a lograr terminar esto”, “es imposible que yo sea capaz de esto”, y un largo etcétera.

¿Qué es lo primero que debemos hacer? Identificar qué nos lleva a pensar eso que nos decimos, para cambiar el resultado (la falta de constancia).

Seguir leyendo

¿Como generar hábitos productivos que te hagan sentir bien?

Teletrabajo herreamientas

¿Como generar hábitos productivos que te hagan sentir bien?

 

En las ciencias del comportamiento, se denomina hábito a cualquier conducta repetida regularmente, vamos, las que realizamos en muchos casos en piloto automático y estamos tan acostumbrados a realizar, que nos sentimos bien, cuando lo hacemos y no tan bien cuando no podemos realizarlos.

Los hábitos del tipo que sean, positivos o perjudiciales, tienen la finalidad de que el cerebro ahorre esfuerzo. El cerebro transforma cualquier rutina en un hábito para conseguir un ahorro de tiempo y energía. ¿Te imaginas tener que concentrarte en andar, comer o respirar? Al automatizar conductas se realizan de forma rápida y así destinamos nuestra energía en otras cosas.

Si quieres generar nuevos hábitos que te hagan sentir bien a la vez que ser más productivo, te damos una cuentas claves para que lo consigas.

 

¡Sigue leyendo!

 

Seguir leyendo