Fluir en el Entorno Laboral

entorno laboral fluido

FLOW EN EL ENTORNO LABORAL

 

¿Te ha ocurrido alguna vez que estas desempeñando una tarea y tu nivel de implicación en ella es tan grande que se te pasa el tiempo volando y te desconectas de todo lo que acontece a tu alrededor, incluso de ti mismo?

Si te ha ocurrido o te ocurre con frecuencia ¡enhorabuena! estas de suerte, has experimentado en palabras del Psicólogo Mihaly Csikszentmihalyi una Experiencia Óptima, o lo que es lo mismo, un estado de Flow o Fluir.

 

Mihaly se ha entregado, a lo largo de sus muchos años de profesión, al estudio de esos momentos que nos generan  bienestar y a los aspectos positivos de la experiencia humana, asegurando que los mejores momentos que nos proporciona la vida son aquellos en los que participamos de forma activa en la consecución de un objetivo, empleando todo nuestro esfuerzo y todas nuestra capacidades.

 

 

Flow Laboral: «Los mejores momentos de nuestra vida no son momentos pasivos, receptivos o relajados.»

entorno laboral fluido

Como afirma Mihaly en su libro Fluir, una psicología de la Felicidad: “Los mejores momentos de nuestra vida, no son momentos pasivos, receptivos o relajados (aunque tales experiencias también pueden ser placenteras si hemos trabajado duramente para conseguirlas). Los mejores momentos suelen suceder cuando el cuerpo o la mente de una persona han llegado hasta su límite en un esfuerzo voluntario para conseguir algo difícil que valiera la pena”.

 

 Los momentos de Flow no tienen por qué ser placenteros pero si nos producen un enorme bienestar.

 

Si lo pensamos bien, comernos un helado nos produce placer, pero no nos proporciona la felicidad;  sin embargo, escalar una montaña, correr una maratón, dar a luz, cerrar una operación que llevas meses persiguiendo o que te aprueben un proyecto, eso  sí  que nos proporciona una satisfacción enorme porque son situaciones que nos implican concentración y un esfuerzo que va en consonancia con nuestras competencias,  que nos sacan de nuestra zona de confort  y nos hacen crecer como personas.

 

Flow es un momento en el que nuestra atención se centra en conseguir una meta (realista y alcanzable) para la que disponemos de las habilidades necesarias para lograrla con éxito.

 

Es por ello que debemos fomentar esos momentos de Flow en todos los ámbitos de nuestra vida, y como no, ¿por qué no va a ser posible tener momentos de Flow en el trabajo si todos tenemos un objetivo cuando lo desempeñamos? ¡Ojo! que ya hemos dicho que no estamos hablando de situaciones que tengan que ser  placenteras

 

Los momentos de Flow no tienen por qué ser placenteros pero si nos producen un enorme bienestar. Clic para tuitear

 

¿Qué características debería tener mi trabajo para que me proporcionara momentos de Fluir?

O lo que es lo mismo  ¿qué características debería tener mi trabajo para mantenerme motivado e implicado? Está claro que hay trabajos que por sus características intrínsecas conseguir momentos de Flow son más difíciles que otros, aun así podemos encontrar algunas características en común:

 

  • Objetivos/Metas claramente definidas y alcanzables, pero no fáciles, porque caeríamos en el aburrimiento y en la desmotivación, ni tampoco excesivamente complicadas, que excedan a nuestra capacidad y preparación porque caeríamos en la frustración y la impotencia. LOS OBJETIVOS DEBEN SUPONER UN RETO.

 

  • La posibilidad de obtener un Feedback del desempeño de forma inmediata. Que alguien nos diga (probablemente será nuestro jefe) cómo está siendo nuestro desempeño y si eso es lo que se espera de nosotros. Pero también esta información la podemos obtener  de un compañero, de los datos que nos reporta alguien que de forma jerárquica depende de nosotros, de la satisfacción o insatisfacción que nos traslada un cliente… pero  para ello tenemos que estar receptivos y abiertos a captar toda esa información.

 

  • Sensación de Control: sería el resumen de lo dicho en los dos puntos anteriores. Que los objetivos de mi trabajo sean estimulantes y vayan en consonancia con mis competencias y saber cuándo lo estoy haciendo bien y cuando puedo mejorar, me dará una sensación de Control y de Autonomía que me provocarán muchos estados de Flow y bienestar en el trabajo.

 

Flow es un momento en el que nuestra atención se centra en conseguir una meta (realista y alcanzable) para la que disponemos de las habilidades necesarias para lograrla con éxito. Clic para tuitear

 

 Y esto  indiscutiblemente aumentará nuestro rendimiento, motivación, implicación y satisfacción laboral.

 

Gracias por leernos. Gracias por estar ahí. Gracias por cuidarte.

 

Banner KEMAY Premium

 

 

Ana JimenezArtículo de nuestra colaboradora KEMAY

Ana Jiménez Barrios. Psicóloga y Formadora experta en Psicología Positiva y en Bienestar.

Linkedin Ana Jimenez

 

 

Entradas recomendadas