Técnica Pomodoro: El tomate que te ayudará a gestionar el tiempo

TÉCNICA POMODORO: ¿QUÉ ES Y PARA QUÉ SE UTILIZA?

 

¿Cómo puedo mejorar la gestión de mi tiempo?

¿Es posible hacer todas las tareas que tenía establecidas para hoy?

 

Cuando establecemos todas las tareas que sabemos que podemos terminar en un día, muchas veces cuando acaba la jornada laboral revisamos nuestra Checklist y vemos que hay varias de ellas que ni siquiera hemos comenzado. Esto nos causa frustración porque, a pesar de haber estado trabajando durante toda la jornada, ver que no hemos cumplido con todo lo que teníamos programado nos causa una pequeña insatisfacción.

¿Cómo podemos solucionar esto?

Hay determinados hábitos y herramientas que pueden ayudarnos a mejorar esto, y hoy quiero hablarte de la Técnica del Pomodoro. Ese tomate rojo que nos salva de la frustración y la insatisfacción producida por no ser productivos en la realización de tareas.

 

¿QUÉ ES LA TÉCNICA POMODORO Y CÓMO SE UTILIZA?

Esta técnica fue desarrollada en los años 80 por Francesco Cirillo, y está diseñada para mejorar la planificación de nuestro tiempo y ayudarnos a ser más productivos, por medio del establecimiento de franjas horarias. De hecho, esta técnica se llama «Pomodoro» (tomate en español) porque Francesco utilizó un reloj con forma de tomate para el desarrollo de este método.

Este método se basa en la técnica de establecer periodos de 25 minutos (llamados pomodoros) para la realización de cada tarea, y entre tarea y tarea (entre pomodoro y pomodoro) se establece un periodo de descanso.

Estas pausas frecuentes cada 25 minutos, ayudan a fomentar la agilidad mental y nos hace más productivos, además de disminuir considerablemente las interrupciones.

 

  • Cómo poner en práctica la Técnica Pomodoro.

Con la práctica de este método evitarás las acciones multitarea, que no nos permiten concentrarnos al 100% en lo que estamos haciendo. Al centrar nuestros esfuerzos en estos 25 minutos, los resultados que obtendremos serán mucho mejores y aumentaremos nuestra productividad.

Si tiene algún inconveniente, diremos que es poco práctica para el uso de tareas creativas, ya que es un poco inflexible.

Por otra parte, nos ayuda a fijar metas realistas en tiempos específicos, mejora nuestra agilidad mental y aumenta nuestra productividad.

Tenemos que estar concienciados en que durante esos 25 minutos no debemos distraernos con otros quehaceres. Una forma de controlar estos periodos de tiempo es con la Aplicación Móvil.

Esta aplicación lo que hace es establecer un cronómetro de 25 minutos y, una vez finalizado, te avisa y establece un descanso de 5 minutos para después, continuar con otros 25 minutos de trabajo. Lo bueno de la aplicación, es que durante esos 25 minutos te bloquea el resto de aplicaciones que pueden ocasionarte interrupciones, como lo son Whatsapp, Facebook, Twitter, Instagram…

 

 

  • Funcionamiento de la Técnica Pomodoro

¿En qué consiste esta técnica? Como hemos comentado, son periodos de 25 minutos con intervalos de, por ejemplo, 5 minutos de descanso.

Es MUY IMPORTANTE no mezclar tareas y comenzar SIEMPRE por las más importantes.

  1. Identifica la lista de tareas que quieres realizar y priorízalas en función de su importancia/urgencia.
  2. Concéntrate en la realización de la tarea durante 25 minutos, trabajando de forma intensiva y sin interrupciones.
  3. Después, descansa durante 5 minutos. Puedes hacer lo que quieras, excepto trabajar.
  4. Completa 4 pomodoros y ¡recompensa! Toma un descanso de 20 o 30 minutos.

 

En la utilización de la técnica Pomodoro es muy importante no mezclar tareas y comenzar SIEMPRE por las más importantes. Clic para tuitear

 

El creador de esta técnica hace especial hincapié en la utilización de determinados elementos, como por ejemplo la utilización de un reloj «palpable» como por ejemplo los relojes de arena de duración determinada. Puedes hacerte con un reloj de arena de 25 minutos, otro de 5 minutos y otro de 30 para utilizarlos en esta técnica.

El simple hecho de dar la vuelta al reloj de arena representa el compromiso físico de iniciar y llevar a cabo la tarea.

Como todo, esta técnica tiene también sus detractores, aunque debemos centrarnos en su capacidad  para intensificar y estructurar el trabajo y evitar interrupciones. Su buen uso, puede hacerla parecer un juego, ya que cada consecución de un pomodoro sería el equivalente a la consecución de un objetivo y aumentar así nuestra satisfacción. Además el descanso puede ser visto como una recompensa.

 

El uso de esta técnica supone romper hábitos, por lo que empezar a utilizarla no suele ser del todo sencillo, aunque sí podemos afirmarte que merecerá la pena.

 

 

Visita KEMAY Premium para tener acceso ilimitado a recursos de productividad, desarrollo profesional, planificación de tiempo, herramientas de mindfulness aplicado a Empresas y mucho más.

 

 

Clic para tuitear

 

¿Has utilizado alguna vez esta técnica?

¿Conoces alguna otra técnica para gestionar la organización de tu tiempo?

Gracias por leernos. Gracias por estar ahí. Gracias por cuidarte.

 

Entradas recomendadas